Con la edad, es normal que las personas necesiten ayuda para realizar algunas actividades que antes podían hacer solos perfectamente. Las limitaciones a la hora de moverse, enfermedades y otras situaciones, influyen en gran medida en su calidad de vida. Sin embargo, pueden beneficiarse de ayudas para la tercera edad que faciliten el pago o contratación de los servicios necesarios.

¿Qué tipo de prestaciones sociales existen?

Sea cual sea la ayuda que se desee solicitar, debemos gestionarlo a través de la trabajadora social de la zona en la que vive la persona beneficiaria. Cada Comunidad Autónoma cuenta con diferentes prestaciones sociales comunitarias para personas mayores.

Prestaciones para personas mayores

Por eso, es importante que nos informemos en Servicios Sociales de las opciones con las que contamos. Las más habituales son:

  • Ayuda a domicilio: Desplazamiento de una persona hasta el domicilio para realizar tareas domésticas, servicios personales o acompañamiento. Dependiendo del estado de la persona y la Comunidad Autónoma, se concederán una determinado número de horas semanales.
  • Teleasistencia: Permite estar en contacto durante las 24 horas de día por medio de una pulsera o colgante con emisor conectado con una línea telefónica. Es especialmente indicado para personas que vivan solas.
  • Centros de día: Centros en los que se atenderá a las personas mayores dependientes durante la jornada laboral. Se busca que puedan mantener el entorno familiar facilitando la conciliación.
  • Residencias públicas: Centros de alojamiento y convivencia con función sustitutiva del hogar. Son la mejor opción cuando el grado de dependencia no permite seguir en el entorno familiar. Las plazas son gestionadas por parte del Ayuntamiento o Comunidad, por lo que debe solicitarse el acceso con antelación.

¿Qué es la Ley de Ayuda a la Dependencia?

Además de las ayudas anteriormente mencionadas, también podemos solicitar ayuda a la Dependencia. La Ley para la Autonomía Personal y la Atención a la Dependencia, está especialmente diseñada para personas que necesiten ayuda en su día a día.

¿Cuáles son los requisitos?

Para poder solicitar la ayuda para la dependencia, deben cumplirse una serie de requisitos. Uno de ellos, poseer la nacionalidad española y haber residido en España durante, al menos, 5 años. Además, la persona para la cual se solicita, debe residir en la Comunidad Autónoma donde se presenta la solicitud.

Sin embargo, estos requisitos no tendrán validez si la persona no se encuentra en situación de dependencia en los grados establecidos.

Ley de dependencia en personas mayores

Para obtener el reconocimiento del grado, se deberá solicitar la evaluación a la Administración Pública competente. Serán necesarios un documento acreditativo, un informe de salud y social, el certificado de empadronamiento y la declaración de la renta.

Grados de dependencia

Una vez se proceda a la evaluación y se valoren los informes, se especificará en qué grado se encuentra la persona y será válido en toda España. Una vez solicitado, el plazo de resolución puede ser de más de 6 meses.

ayudas para personas mayores de 80 años

Se entiende como persona dependiente a aquella que por lesión, enfermedad o discapacidad, necesita la ayuda de otra persona para realizar actividades básicas como bañarse, vestirse o alimentarse.

Los distintos grados que pueden declararse son:

  • Grado I (Dependencia Moderada): La persona necesita ayuda para realizar varias actividades de su día a día al menos una vez al día. También se incluyen aquellas que tengan necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  • Grado II (Dependencia severa): Necesita apoyo para realizar varias actividades de la vida diaria durante dos o tres veces al día.
  • Grado III (Gran dependencia): Debido a la perdida total de autonomía (física, mental, intelectual y/o sensorial) necesita ayuda para su día a día varias veces al día.

¿Qué otras subvenciones se pueden solicitar?

Cuando obtengamos la valoración y se ratifique el grado de dependencia, deberemos solicitar el Programa Individual de Atención (PIA) a los Servicios Sociales.

En ese documento, se recogen las modalidades de intervención, prestaciones económicas y otras subvenciones que podrán solicitarse para complementar la ayuda recibida. Entre ellas, se incluyen servicios como centros de día, teleasistencia o ayuda a domicilio.

cómo pedir ayudas para personas mayores

Además, existen otras prestaciones para personas mayores, personas con discapacidad y personas en situación de dependencia. Como hemos mencionado anteriormente, en algunas Comunidades Autónomas, podemos solicitar una ayuda técnica. Esta sirve para la compra de camas articuladas, colchones antiescaras, prótesis o andadores.

Si la persona cuenta con problemas de movilidad, solicitar estas ayudas puede mejorar su calidad de vida. En La Cama Geriátrica, contamos con un amplio catálogo que hará que adaptar la casa sea mucho más sencillo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

SEGUIMOS A SU SERVICIO

Desde LaCamaGeriatrica seguimos enviando sus pedidos, cumpliendo estrictamente con las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades.
 91 005 97 74 - 947 470 163699 57 80 05 
atencionalcliente@lacamageriatrica.com

 Descuentos especiales durante estos días

SEGUIMOS A SU SERVICIO

You have Successfully Subscribed!