Cuidar a una persona encamada supone tener en cuenta que se deben realizar unos cuidados especiales, de lo contrario la persona acostada puede sufrir heridas o tener molestias durante su estancia convaleciente.

Cuidados para una persona encamada

Lo primero que se debe conocer, es el grado de dependencia que tiene el enfermo. Muchas de las personas que están encamadas, lo están por un periodo breve de tiempo debido a alguna fractura de hueso.

 

Paciente con movilidad reducida

 

Sin embargo, existen otras enfermedades que pueden producir un periodo de reposo más duradero e incluso indefinido. Este es el caso de enfermedades reumatoides, o síntomas derivados de un ictus o una trombosis en las que se queda inmovilizada esa parte del cuerpo.

Es muy importante que de vez en cuando se mueva al enfermo acostado, para que no proliferen heridas como las escaras. Una buena forma de evitarlo, es cambiar de posición al paciente o moviendo las articulaciones para facilitar la buena circulación de la sangre.

 

Cambiar de posición a la persona acostada

 

Consejos para mejorar el confort de los enfermos

Una solución acertada para mejorar la calidad de vida de los pacientes, es contar con camas articuladas para enfermos adecuadas a sus necesidades. Para ello hay que empezar asegurándonos de que tenemos un buen colchón que proporcione confort. El más recomendable es el colchón antiescaras que cuenta con diversos beneficios para el descanso. Otra buena opción es el colchón sanitario, que es el que se se usa en los centros hospitalarios.

Después de haber elegido el colchón, hay que determinar que características debe tener la cama para enfermos. Es decir, que complementos pueden hacer que se pueda movilizar mejor al paciente.

Si el paciente no puede levantarse de la cama, lo mejor es incorporar unas ruedas para cama que nos faciliten desplazar al enfermo. En cambio, si el paciente se puede levantar, no conviene colocar unas patas para cama demasiado altas. Esto se debe a que le pueda resultar difícil colocar los pies en el suelo debido a la altura entre el suelo y la cama.

 

Cama de hospital con ruedas

 

Respecto a la colocación de la cabeza, debe estar reposada sobre una superficie media y que no sea ni demasiado blanda ni demasiado dura. Para que el cuello tenga una posición óptima, tiene que tener el reposacabezas adecuado. El cojín antiescaras gel cumple a la perfección dichas condiciones, ya que mantiene al cuello en una posición erguida y recta que evita la aparición de dolores de cabeza y musculares.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

ÚLTIMOS DÍAS HASTA EL DOMINGO

Promoción especial con descuentos hasta el 50%
¡¡Vaciamos nuestros almacenes!!
Ofertas increibles por tiempo limitado

You have Successfully Subscribed!