Pese a que el deporte es saludable, las lesiones deportivas pueden dificultarnos, no sólo la ejecución de nuestra actividad favorita, sino también nuestro día a día. En ocasiones, aunque las medidas que puedes tomar para evitar lesionar tu sistema locomotor sean las correctas, las lesiones musculares aparecen. En la recuperación, el descanso es una de las fases más importantes en el tratamiento de las lesiones.

¿Qué son las lesiones?

Cuando buscamos la definición de lesión deportiva, nos referimos a un daño ocasionado por accidentes, golpes u otras causas. Pueden tener un grado de gravedad menor o mayor dependiendo del estado del tejido, músculo o hueso afectado. En algunos casos, podemos hablar de lesión crónica cuando el daño y dolor se mantienen en el tiempo.

tratamiento lesiones

A diferencia de las lesiones agudas, las crónicas no mejoran con tratamiento y tan sólo podremos aliviar su dolor. Algunos ejemplos de las lesiones frecuentes en el deporte son:

  • Esguinces o torceduras de ligamentos
  • Desgarros de músculos y tendones
  • Lesiones en la rodilla
  • Hinchazón muscular
  • Lesiones en el tendón de Aquiles
  • Dolor a lo largo del hueso de la tibia
  • Fracturas
  • Dislocaciones o lesiones articulares

Tipos de lesiones

Dependiendo a qué parte del sistema musculoesquelético afecte, podemos encontrar diferentes tipos de lesiones. Una de las más habituales son las lesiones musculares, que como su propio nombre indica, afectan a los músculos. Suelen producirse por traumatismos directos, sobrecargas o, también, movimientos inadecuados. Dentro de las lesiones musculares en el deporte, encontramos los diferentes tipos:

  • Contusión: Ocasionan inflamación y dolor, con presencia de hematomas al producirse por un golpe en el músculo afectado.
  • Calambre: Contracción repentina del músculo al acortarse. Dura tan sólo unos segundos pero produce un dolor intenso.
  • Contractura: Limita el movimiento al mantenerse la contracción del músculo. 
  • Distensión: Al estirar el músculo más de lo que este puede, se produce una hiperextensión o elongación muscular. Las molestias de esta lesión deportiva perduran en el tiempo.
  • Desgarro muscular: Conocida también de forma técnica como rotura fibrilar, se produce al romperse varias fibras en el tejido muscular.
  • Rotura muscular: Es uno de los tipos de lesión más graves, ya que se produce cuando el músculo se ha roto completamente. Es inmovilizante y el dolor que produce es muy intenso.

lesión deportiva

En la clasificación de lesiones deportivas también podemos encontrar las que afectan a los tendones, pudiendo diferenciar las siguientes:

  • Entesitis: Inflamación de las inserciones de los tendones y el hueso, Es una de las enfermedades deportivas más recurrente. Se produce por microrroturas fibrilares ante una sobrecarga.
  • Tendinitis: Inflamación del tendón
  • Rotura: Parcial o total, es habitual en los tendones más largos. Son más habituales en deportistas mayores o de élite.
  • Luxación del tendón: El tendón se desplaza de su posición habitual. Dentro de las lesiones en el cuerpo, es una de las menos frecuentes.

Alteraciones más frecuentes en la actividad física deportiva

Dentro de los diferentes tipos de lesión deportiva, se encuentran también el daño en los huesos, los ligamentos, los tendones, los cartílagos, la membrana sinovial o las bursas. Las lesiones articulares en este caso pueden derivar en fracturas o luxaciones, sobre todo, si afectan a los huesos.

Una de las lesiones deportivas más frecuentes es la condromalacia, una afección que se produce al dañarse el cartílago de la rodilla. Es habitual en corredores y ciclistas, aunque también puede producirse ante una mala ejecución repetitiva de los ejercicios en el gimnasio.

lesiones musculares

Las afecciones tendinosas también son las lesiones más comunes en el atletismo. Dentro las enfermedades deportivas más graves, también debemos mencionar las que afectan a la raquis o columna vertebral. La lesión ósea deportiva en estos casos suele causar hipercifosis (aumento de la curvatura de la zona dorsal) o hiperlordosis (aumento de la curvatura en la zona lumbar del raquis).

Tratamiento de lesiones

Las lesiones deportivas y sus tratamientos dependen del estado general del área afectada. No podemos intentar recuperar de la misma forma una lesión aguda, que una crónica, que se mantendrá en el tiempo. En general, el tratamiento de lesiones deportivas incluye reposo, para rebajar el nivel de tensión. Sin embargo, salvo que sea físicamente imposible, es importante empezar a mover la zona lo antes posible. El tratamiento de lesiones deportivas incluye:

  • Terapias de electroestimulación
  • Crioterapia o termoterapia
  • Aplicación de ultrasonido
  • Rehabilitación y estiramientos
  • Cirugía (en casos de lesiones crónicas o graves)
  • Ingesta de agentes antiinflamatorios no esteroideos (AINE) con la supervisión médica
  • Inmovilización

Para saber qué tipo de lesiones deportivas y su tratamiento adecuado, debemos pedir consejo de un fisioterapeuta o traumatólogo.  

Cómo recuperar una lesión

Como hemos mencionado, en todo momento, los ejercicios para recuperar y el tratamiento de lesiones que se debe realizar ante una lesión deportiva, debe estar supervisado por profesionales. De lo contrario, podemos convertir las lesiones del sistema muscular en una enfermedad crónica cuando tan sólo se trataba de un dolor agudo. Por otra parte, tanto en la práctica del deporte como en la recuperación es muy importante el descanso. 

En las lesiones óseas, debemos aplicar los mismos consejos que aplicaríamos para dormir con dolor de huesos. Debemos adoptar la postura que menos daño haga al hueso afectado. Es decir, si tenemos que recuperar una lesión de rodilla, no será recomendable dormir con las piernas flexionadas. De lo contrario, el dolor en la zona se acentuará impidiendo la movilidad de la zona afectada. Para las lesiones musculares, por ejemplo en una lesión de los isquiotibiales o en el aductor, tendremos que asegurarnos de que la mala circulación de la sangre no nos afecta. 

lesiones articulares

Para encontrar una posición para dormir con lesiones adecuada, una de las mejores opciones es contar con una cama articulada  Sí estamos ante la recuperación de una lesión en personas mayores, podemos añadir a la cama un incorporador metálico que facilite también el acto de levantarse de la cama. De esta manera, evitaremos el sobreesfuerzo en muñecas que puedan agravar o generar una lesión en los tendones.

En nuestra tienda online, encontrarás todo lo necesario para recuperar las lesiones musculares en el deporte y el día a día. Ponte en contacto con nosotros si necesitas asesoramiento en tu compra online.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies