Uno de los problemas más molestos a la hora de dormir, es la aparición del reflujo en el estómago. El ardor en el pecho o las nauseas que los problemas en el estómago generan, dificultan la conciliación de un sueño reparador. Para evitarlo, es aconsejable seguir una serie de recomendaciones que os vamos a dar a continuación.

¿Qué es el reflujo?

Cuando hablamos de reflujo gástrico o ardor, nos referimos a una afección que se origina en el estómago a consecuencia de un mal funcionamiento de la válvula estomacal situada entre el estómago y el esófago. Cuando ese esfínter esofágico no cierra correctamente, deja pasar el contenido del estómago a través de él durante la digestión. Ese contenido, es el causante del ardor en el estómago que algunas personas padecen. qué es el reflujo gástrico

Aunque su padecimiento suele ser de origen genético, existen algunos factores que desencadenan su aparición. Embarazadas y personas con sobrepeso junto a los fumadores, son los más propensos a tener reflujo gastroesofágico. Los síntomas suelen ser una sensación de quemazón a la altura del esternón acompañada de regurgitación, nauseas y eructos.

Cómo evitar el reflujo gástrico al dormir

Aunque en algunos casos, puede que sea necesario recurrir a medicamentos contra el ardor, existen una serie de recomendaciones que podemos seguir. Debemos tener muy presente la importancia de una buena higiene postural en la cama y sobre qué lado dormir. Para evitar las molestias, debemos intentar dormir sobre el lado izquierdo, favoreciendo el vaciado estomacal y reduciendo el reflujo. 

Tampoco será recomendable acostarnos nada más comer. Al meternos en la cama con el estómago lleno, no favoreceremos la digestión y será más probable sufrir dolor en el estómago. Por eso, se recomienda esperar al menos una hora y no realizar comidas excesivamente copiosas. El consumo excesivo de chocolate, café, alcohol o bebidas cítricas son malos para este problema. cómo dormir con reflujo

Otro truco para no tener acidez, es elevar el cabecero de la cama. Con una altura adecuada, de unos 15 centímetros. Esto no significa que sea aconsejable dormir con una doble almohada o poniendo alturas, ya que el ángulo debe ser natural y estar compensado en todo el cuerpo. Sobre todo, si queremos evitar dolores de espalda al dormir.

Para ello, usar una cama eléctrica para el reflujo gástrico puede ser la mejor solución. Al elevar el cuerpo de manera uniforme, no se dañarán las cervicales y aliviaremos la tensión en nuestro estómago. Debemos tener en cuenta que una mala elevación, podría complicar los síntomas, por eso los remedios caseros pueden no funcionar.

En La Cama Geriátrica disponemos de varios modelos de camas articuladas que te ayudarán a mantener la inclinación correcta para dormir sin acidez. Póngase en contacto con nosotros sin compromiso para recibir consejos a la hora de comprar el equipo de descanso que mejor se adapte a sus necesidades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies

 SEGUIMOS A SU SERVICIO

Desde LaCamaGeriatrica seguimos tramitando y enviando sus pedidos, cumpliendo estrictamente con las medidas sanitarias.
A su disposición en 91 005 97 74 – 947 470 163 – 699 57 80 05 
atencionalcliente@lacamageriatrica.com

You have Successfully Subscribed!